Rutas de senderismo en Mallorca


septiembre 24, 2019

No es ningún secreto que la naturaleza de Mallorca es uno de sus tesoros más preciados, tanto por el grado de conservación como por su riqueza. Escarpadas montañas, frondosos valles, extensas playas de arena blanca, pequeñas y pedregosas calas, llanuras de interior… En pocos lugares como aquí encontrarás tanta variedad de ecosistemas en tan poco espacio.

Miles de personas visitan cada año la hermana mayor de las baleares para disfrutar de estos tesoros, y, ¿qué mejor forma que explorarlos a fondo que transitar las decenas de senderos que recorren toda la isla? Sigue leyendo, porque vamos a mostrarte algunas de las rutas más interesantes y espectaculares de Mallorca para que no te pierdas los bellos paisajes y rincones que tiene que ofrecer.

 

ALDEAS ENTRE SÓLLER Y FORNALUTX

Los pueblos de la Sierra de Tramuntana son célebres por ser los exponentes más bellos de la Mallorca tradicional. La ruta que une los municipios de Sóller y Fornalutx a través de varias aldeas es una de las múltiples opciones que encontrarás para descubrir esta faceta de la isla, pero ni mucho menos la única o la mejor. Si la experiencia que vamos a proponerte a continuación ha sido de tu agrado y quieres más, te recomendamos el Camino del Archiduque como otra de las muchas alternativas que tienes a tu disposición.

Con esta caminata, en apenas 8 kilómetros podrás visitar cinco municipios distintos; a saber, Sóller, Biniaraix, Marroig, Fornalutx y Binibassi, en ese orden. Algunos de los atractivos que encontrarás durante el recorrido son los lavaderos de Biniaraix, los bancales de olivos y naranjos de Marroig y el molino harinero de Binibassi, todo eso sin contar con la riqueza histórica y arquitectónica que puedes admirar en Sóller y Fornalutx.

La ruta parte y termina en Sóller, concretamente en la Alquería des Comte. El recorrido puede completarse en menos de 5 horas, pero si tienes interés en explorar cada localización con mayor detenimiento, esta es una ruta idónea para dedicar una jornada completa a estar en contacto tanto con la naturaleza como con la historia de la Mallorca profunda.

 

TORRENT DE PAREIS

Si buscas una ruta que requiera una exigencia física moderada y que tenga una grata recompensa final, Torrent de Pareis es la que estás buscando. Sa Calobra, una de las calas más espectaculares y visitadas de toda Mallorca, te espera al término de esta caminata, de unas 4 horas de duración y que discurre por el cauce del torrente hasta su desembocadura en el mar.

Partiendo del Restaurante Escorca, debes recorrer un camino, situado junto a la carretera MA-10, que lleva directamente al torrente. Una vez allí, la ruta es un constante descenso en el que tendrás que sortear numerosas rocas, algunas de considerable tamaño, y varias pozas. Por esta razón recomendamos precaución, llevar un calzado apropiado y una buena cantidad de agua, porque no habrá sitios para reponer hasta Sa Calobra. Si, además, quieres darte un merecido chapuzón una vez llegado al final, no te olvides de llevarte lo que necesites contigo, porque no hay tiendas en la zona. Para regresar, puedes tomar un taxi o el autobús de la línea 355.

Es muy importante atender a la climatología, dado que, si ha llovido en los días previos al que tenías previsto hacer la caminata, es probable que circule agua, lo que aumenta la peligrosidad. Julio y agosto serían, en este caso, los meses más recomendables para hacer el descenso.

 

DE SINEU A INCA

Muchas de las rutas más famosas de Mallorca se encuentran en la Sierra de Tramuntana, dada la capacidad del paisaje para cautivar a los senderistas con su espectacularidad y belleza. Sin embargo, el “pla” (la amplia llanura que abarca el centro y sur de la isla) también ofrece numerosas rutas que merecen ser exploradas.

De entre todas las opciones disponibles, te animamos a que pruebes el camino que une las localidades de Sineu e Inca, dos exponentes muy destacables de la esencia del llano mallorquín. Partiendo de Sineu por la MA-3240, pronto encontrarás, tras toparte con una rotonda, el acceso a un camino por el que cruzarás numerosos campos de cultivo.

Dada la geografía de la zona, se trata de una caminata asequible para todas las edades y que podrás terminar en unas 4 horas. Una forma ideal de conocer la naturaleza local y conocer, al mismo tiempo, dos localidades de gran interés turístico.

 

CASTILLO DE ALARÓ

La huella del medievo es muy visible en Mallorca. Uno de los ejemplos más numerosos de este hecho son los torreones de defensa que pueblan las costas de la isla, pero también los castillos, cuya posición elevada ofrece, a menudo, vistas privilegiadas que bien merecen una caminata. El castillo de Alaró no solo ofrece una visión fantástica de la Sierra de Tramuntana y del plá mallorquín, sino también una oportunidad para profundizar en la historia de la isla.

Recomendamos que inicies la ruta en el municipio de Alaró, cuyo encanto tradicional merece ser admirado. En el casco histórico verás que hay señales que indican el camino hacia la fortificación, en dirección a la carretera de Orient. Cuando alcances la MA-2100, los rótulos te llevarán hacia una desviación a la izquierda por donde iniciarás el ascenso al monumento. En menos de 2 horas alcanzarás la cima.

Los primeros registros históricos que hacen referencia al castillo de Alaró se remontan a comienzos del siglo X, época de la conquista del archipiélago por parte de los musulmanes, y desde entonces ha sido escenario de numerosas confrontaciones, dada su localización casi inexpugnable. En 1622 se construyó en él el oratorio de la Mare de Déu del Refugi y, actualmente, una hospedería que forma parte de la Ruta de Piedra en Seco.

 

PUIG DE MASSANELLA

Para desgracia de los más aficionados al montañismo, la cumbre del Puig Major, el pico más alto de las Islas Baleares, solo es accesible mediante un permiso especial, debido a que allí se localiza una instalación militar. Sin embargo, un buen sustituto puede ser subir al Puig de Massanella, el segundo pico más alto del archipiélago (1.364 metros de altitud), y que nada tiene que envidiar a su hermana mayor, ya sea en cuanto a las vistas desde la cúspide o la belleza del recorrido.

El camino comienza cerca del Santuario de Lluc (cuya visita recomendamos). Tomando la carretera MA-2130 encontrarás, junto a una curva pronunciada de la vía, un sendero que se interna en el bosque y que dará inicio a la caminata. A lo largo de las 5 horas que se tarda en recorrer sus 11 kilómetros de longitud, cruzarás un hermoso bosque de encinas en el que hallarás “sitges” y barracas de carbonero, restos de las actividades forestales que se realizaban tradicionalmente en la Sierra de Tramuntana y de importante valor etnológico. Cerca de la cumbre recorrerás los caminos que, antaño, los pobladores de la zona utilizaban para recoger nieve. Desde la cúspide gozarás de una visión privilegiada del Puig Major, la Sierra de Tramuntana y la costa.

Aunque el trazado está señalizado, algunos puntos del recorrido pueden ser confusos, por lo que recomendamos llevar un mapa o ir acompañado de un guía.

 

RUTA DE ES FUMAT DE FORMENTOR

El cabo de Formentor ofrece uno de los espectáculos naturales más destacables de Mallorca. Los acantilados que enmarcan esta pequeña península, de hasta 232 metros de altura, son una delicia visual que recomendamos efusivamente.

Hay varios miradores en la zona en los que puedes disfrutar de este paisaje desde distintas perspectivas, pero, además, tienes a tu disposición el camino viejo del Faro, con el que adentrarte de lleno en la naturaleza y la geografía local. Este antiguo sendero te conducirá a Es Fumat, el punto más alto del cabo (380 metros de altitud) y desde donde podrás admirar la belleza de paisaje agreste de Formentor, pero también te llevará a través de bosques de pinos y por algunas calas de zona, como Cala Murta o Gossalba, donde podrás aliviar el calor de la caminata.

La ruta comienza en las casas de Cala Murta. Tendrás que caminar unos minutos por el arcén y cruzar un túnel muy oscuro (¡procura llevar una linterna!) antes de adentrarte en la maleza (el comienzo del sendero es difícilmente visible desde la vía, por lo que presta especial atención). En total tardarás entre 4 y 5 en completar el recorrido, dependiendo de si tomas el camino hacia Cala Gossalba, algo más accidentado, o hacia Cala Murta.